Lovecraft y los videojuegos (IV): Necronomicón, el Alba de las Tinieblas

Una semana más aquí estamos para la cuarta y penúltima entrega de este reportaje sobre el autor de terror cósmico Howard P. Lovecraft y su relación e influencia en el mundo de los videojuegos. Por supuesto, son muchísimos más las entregas realizadas para numerosas plataformas que ahondan o se inspiran de una manera u otra en el autor y su vasta obra, pero nosotros queremos hacer hincapié en una selección destacada de estas que, por una u otra razón, nos parecen bastante ejemplarizantes. Como se dice comúnmente, ni están todas las que son, ni son todas las que están, pero os dejamos las entregas anteriores aquí, aquí y aquí para los más despistados.

Para estas dos últimas entregas hemos apostado por videojuegos cuya influencia no es solo notoria sino protagonista principal de su contenido. En esta ocasión, hablamos de un producto cuyo título habla por sí mismo: Necronomicon, el Alba de las Tinieblas fue lanzado para PC y Mac en el año 2001 de la mano de Microïds, desarrolladora francesa especializada en el lanzamiento de aventuras gráficas, de las cuales destacamos Syberia, que ha llegado a tener unas cotas de calidad bastante aceptables dentro de su amplio catálogo.

Este videojuego pasó muy discretamente por las revistas especializadas en su época, en especial por ser ese momento tan convulso (que analizaremos en futuros artículos) para las aventuras gráficas, inmersas en una crisis de identidad que aspiraba a encontrar una solución entre la vieja tecnología clásica de los modelados 2D y las nuevas estéticas que aspiraban a entornos más complejos. Es algo que también pesa en este producto, en tanto en cuanto sus modelados no son nada del otro mundo. En sí mismo, nos ofrece una vista en primera persona en la que aparecía frente a nosotros un fondo plano. La cuestión radica en que podemos mover la cámara 360 grados, lo que genera una sensación muy frustrante al ver cómo las imágenes se deslizan a una calidad muy pobre y pixelada.

Aparte de esto, se trata de una aventura gráfica de corte tradicional point &click, esto es: pulsar sobre objetos y puntos concretos para ir desentrañando la historia y seguir avanzando. Este clásico sistema tiene siempre la ventaja (o no, según se mire) de servir como ensayo/error, de manera que siempre encuentras a base de paciencia la forma de seguir adelante. Había cinemáticas muy pobres gráficamente incluso para la época, pero dos cuestiones ensalzaban el juego: un doblaje al castellano muy decente y un guion muy atrapante.

En esta ocasión, el protagonista de la historia es William H. Stanton, un joven arqueólogo que vive en la zona de Providence. La trama gira en torno al año 1927, y comienza cuando su amigo Egdar Wycherley le entrega un misterioso artefacto con forma de pirámide de piedra, además de pedirnos que no se lo entreguemos a nadie, siquiera a él mismo. Esta misteriosa transformación en el carácter de nuestro íntimo hará que comencemos una investigación por Providence y alrededores que descubrirán ante nosotros grandes secretos inconfesables y numerosos misterios que nunca deberían ser desvelados. El videojuego tiene una duración de unas cuatro horas si avanzamos a buen paso, pero tiene una dificultad ciertamente moderada que puede conducir a una duración mayor.

Dicho todo esto, parece claro que las influencias del autor norteamericano son varias. Empezando por el propio título, el guiño que hace al famoso libro escrito por uno de sus personajes, el árabe loco Abdul Alhazred, es bastante evidente. Recordemos que el Necronomicon ya ha aparecido en otras obras aquí analizadas y es uno de los símbolos por antonomasia de Lovecraft. Sin embargo, en esta ocasión todo va un paso más allá. Contamos con una ambientación coetánea a la del escritor en lo relativo a la fecha, además del espacio. Providence es el lugar de nacimiento del mismo, y gran protagonista de muchas de sus obras. El hecho de que el protagonista sea un arqueólogo va un paso más allá: muchos de los relatos más importantes surgidos de su pluma tienen a los mismos como protagonistas, y como ejemplo La Llamada de Cthuhu. Siguiendo con esto, el inicio es muy propio también. No son pocas las composiciones que comienzan con el personaje principal completamente perturbado por haber descubierto algo que su mente, y de paso la nuestra, no podía comprender, y ante ello solo quedar caer en la mayor de las locuras, previo paso de transmitir en los pocos momentos de cordura la experiencia vivida. Eso mismo le sucede al amigo de nuestro protagonista, quién de repente parece haber padecido algún tipo de extraño fenómeno que lo ha llevado a transformar absolutamente todo lo relativo a su persona. Dagon o En las montañas de la locura son dos de los ejemplos más paradigmáticos de este uso, pero no los únicos.

Podríamos seguir citando más cuestiones, pero preferimos que las descubráis por vosotros mismos. Necronomicon, el alba de las tinieblas no es lo mejor que se ha creado con una clara inspiración lovecraftiana; siquiera es lo mejor que hemos analizado aquí. Pero el videojuego, con todas sus carencias, es una auténtica enseña de Lovecraft, emulando con todas las pretensiones del mundo las características más reseñables de sus relatos. Y eso es positivo, en tanto en cuanto se puede descubrir mucho de lo que el autor norteamericano aportó al mundo de la literatura alrededor de sus horas de juego. Es por ello que lo recomendamos y os dejamos abiertos a que nos comentéis qué os pareció el final. Por cierto,  encontrarlo en físico es bastante complicado (si lo hacéis, no dudamos que será a precio de saldo), pero podéis comprarlo en formato digital a un precio bien irrisorio en el siguiente enlace.

Ah, y cuidado con lo que descubrís…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s