Playdead’s Inside

Realmente he pensado mucho si escribir sobre este juego o no, porque aparte de lo difícil que es contar Inside en palabras, es realmente indispensable jugarlo, verlo y sentirlo, para gozar de su experiencia. Lo ideal es llegar lo más virgen a este videojuego, así que intentaré daros simplemente unas pinceladas por encima sin entrar en spoilers.

Para conocer Inside, hay que conocer a sus creadores, Playdead, y su anterior trabajo, Limbo. Y es que el estudio danés no podría comenzar su obra de otra manera que haciendo referencia a este. El videojuego nos presenta bruscamente al protagonista en un bosque en plena carrera sin saber quién somos, de dónde venimos o dónde vamos. Es un videojuego sin periodo de aprendizaje, no tiene tutoriales y ni siquiera tiene un HUD en pantalla. Va directamente hacia ti sin pararse en todo el proceso que requiere el inicio de un título: en otras palabras, te trata como un adulto.

Inside es un videojuego más redondo que Limbo, tanto en sus mecánicas plataformeras y puzles, como narrativamente. Y aquí es donde quería yo pararme porque los jugadores de Limbo ya lo sabrán: Inside es un juego escandalosamente ambiguo. La carga narrativa del título es bestial sin la necesidad de decir una palabra. Los escenarios, las situaciones, todo habla por sí mismo. Y es que nos dice más lo que no se nos enseña que lo que sí lo hace. Se desprende del mismo un diálogo mudo que interactúa con el jugador a través de las emociones, los silencios y las imágenes.

Podemos estar hablando horas del apartado artístico de este juego y sus interpretaciones, porque nada en Inside es casual. Toda la carga narrativa está ahí, nada se ha dejado al azar. Playdead sigue con su juego de luces y sombras que tan buen resultado les dio en Limbo, solo que ahora nuestro protagonista destaca sobre todo lo demás, realzándole a través del color de su camiseta para romper con el monocroma oscuro del videojuego que es parte central y esencial del mismo.

En esta ocasión Playdead hace uso del motor gráfico Unity que tan buenos resultados da en los contrastes de luces, en las partículas y en recrear ese aspecto difuminado que recuerda a la técnica de acuarela de Dishonored. Las físicas y animaciones son uno de los puntos clave de Inside. Cada vez que mueves un objeto, se rompe o se cae, lo hace de forma natural. En el movimiento y control del personaje se siente el peso y la fuerza. Cada movimiento cuesta y así se transmite al mando o teclado.

Su banda sonora es prácticamente inexistente, todo el protagonismo se lo llevan los efectos sonoros y los silencios. Los pasos, el sonido de la lluvia al golpear el suelo, sollozos, eco, oclusiones, todo cuenta a la hora de crear una atmósfera de los más angustiante y deprimente.

No voy a entrar en polémicas de si es mejor o peor que Limbo, a mí personalmente me ha gustado más, pero son dos obras independientes totalmente recomendadas y complementarias entre sí que dejan patente el grandísimo talento de uno de los estudios independientes del momento.

Inside es oscuro, cruel y psicológicamente aterrador por momentos. De los que te deja tocado una vez llegas al final y te das cuenta que necesita de una reflexión para encontrarle sentido. Son muchas las referencias que podemos encontrar, yo he recordado 1984 de George Orwell, he recordado Half-Life e incluso Portal, pero son otras tantas las interpretaciones las que se le pueden dar, y es ahí donde residen gran parte de su encanto, su fortaleza y su inspiración.

En Steam lo podéis encontrar por 19,99 euros.

Anuncios

Un comentario en “Playdead’s Inside

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s