‘The Last Guardian’ está terminado.

Hace diez años, Sony había empezado a hablarnos de dos nuevos proyectos. Por esos tiempos, Sony era una de los nombres más respetados en la industria de los videojuegos, tras el lanzamiento de “ICO” y “Shadow of the Colossus” (ambos para Playstation 2.

Un largo tiempo después, se confirma que “The Last Guardian” es uno de esos juegos y que se va a lanzar este próximo 6 de diciembre de 2016. ¿Y qué ha ocurrido durante estos últimos diez años?

Muchísimas cosas. En un principio, dicho proyecto se presentó bajo un nombre clave, “TRICO”, en el E3 de 2009. En ese año se pudo ver un primer tráiler. Era el videojuego que iba a provocar la compra de la consola solo para poder jugar a dicho título.

Después, la montaña rusa comenzó a descender. El juego no alcanzaba los estándares de calidad que Fumito Ueda, su creador, quería. Parece ser que la consola del momento (PS3) no se encontraba a la altura. A nosotros, los jugadores, nos creó mucha duda y mucha tensión más adelante, en el Tokyo Game Show de 2009 y después en el E3 de 2011. Las imágenes siempre eran las mismas, nunca teníamos nada nuevo. Mismo tráiler, misma historia, pero sin noticias de lanzamiento. Eso sí, cada vez había más calidad, una imagen perfecta e impecable, mismos personajes rediseñados, pero siempre la misma mecánica. El E3 de 2012 todavía lo mostraba como un proyecto rediseñado para PS3.

¿Quién es Futimo Ueda? El creador del videojuego siempre ha sido conocido por su obsesión por el detalle y el perfeccionismo. Ueda siempre se ha mostrado alejado del ajetreo y la modernidad. Hasta hoy, su meta sigue siendo la misma: ser capaz de transmitir emociones fuertes y vivas, la comunicación entre personajes, jugadores y desarrollador. Quiere ofrecer libertad, experiencia, el esfuerzo de tomar decisiones y exponerse a ganar o perder. Ueda es uno de los pocos diseñadores que se toman su trabajo como un absoluto ejercicio de comunicación artística.

descarga-1

Para variar, Ueda es una persona muy influenciada por la pintura, tanto en su manera de diseñar como en su forma de mezclar música, literatura muda y pintura dirnámica ( ‘ICO’ se influencia mucho de pinturas como Giorgio de Chirico)

De “The Last Guardian” no se conocen muchas más cosas, más allá del de su desarrollo. Somos un niño que pertenece a una antigua tribu, y el cual acaba manteniendo una relación amistosa con Trico, una especie de águila con alas atrofiadas, pero que también tiene rasgos como los de un perro o la larga cola de un gato. Un ser excepcional. Ambos emprenden una nueva aventura. Dueño y mascota deben establecer lazos y ayudarse mutuamente para poder sobrevivir a los pequeños obstáculos que se van a poner en su camino.

De ‘The Last Guardian’ no se conocen muchos detalles: que somos un niño perteneciente a una antigua tribu, que establecemos amistad con TRICO, una suerte de águila con las alas atrofiadas que pronto decide afiliarse a nuestra causa. Ambos emprenden una marcha no tanto como “dueño” y “mascota” sino como dos amigos que deben cubrirse las espaldas, que han de comunicarse de manera emocional, no verbal.

Sabemos que estamos ante un juego en tercera persona, combinando rompecabezas ambientales con momentos de pura acción y exploración. La ambientación ya fue cambiando en el tercer año de su desarrollo. Los templos áridos, las ruinas que evocan una Camboya secreta, junto a una paleta cromática de los juegos anteriores.

El sigilo es una de las cualidades más importantes que tenemos que tener en cuenta a la hora de tender una emboscada o huir sin que nadie nos vea. Los guardias del templo nos pueden capturar. Junto a Trico, tenemos que ser capaces de trabajar mano a mano y luchar contra los guardias.

La interacción con Trico es plena. Podremos darle de comer, acariciarle, jugar con él, comunicarnos a través de sus instintos naturales, etc. Si el chico salta hacia una superficie, Trico hará lo mismo. Pero también tendremos que cuidar de nuestra criatura, quitándole flechas o lanzas que se le hayan clavado en el cuerpo, cuidar su alimentación… Según avancemos en el juego, el dominio sobre Trico crecerá y se hará cada vez más importante. Se dice que en algunas partes, nos convertimos en la bestia. Pero es que es una libertad tan grande la que ofrece este juego, que seremos nosotros mismos los que decidamos cómo enfrentarnos a nuestros enemigos, por las buenas o por las malas, huyendo o atacando…

En conclusión, “The Last Guardian” promete ser un juego muy amplio y con muchisima libertad de exploración. Un juego en el que se tiene en cuenta cada acto de violencia y cada gesto de amor. Todavía queda un mes para poder conocer este juego al completo. Pero lo que si sabemos es que este juego va a dar mucho de que hablar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s